Una carta para vos

Sinda Miranda, 2013

Sinda Miranda, 2013

Debo reconocer que para las despedidas yo no me adapto al modelo impuesto por el mundo.

Quizás muchos pensarán que es un acto de cobardía, eso de no dar la cara, de no decir las cosas frente a frente; de no encarar la situación y esbozar unas últimas palabras o emitir algún gesto como: el abrazo, el apretón de manos o el beso. Pues yo pienso todo lo contrario: creo que es un acto de libertad, y de respeto hacia uno mismo.

A mi no me gusta dar explicaciones sobre las decisiones que tomo y dejo de tomar, no me gusta tampoco que me interroguen al respecto, como suele hacer todo el mundo.

Cuido mi intimidad; si tengo que hablar, lo hago con quienes “yo elegí” revelarles mi corazón y no… con cualquiera.

Mi alma, un libro cerrado… (aunque no lo parezca)

Mucha gente, al conocer todos los por menores de tu vida, se cree con derecho a opinar, juzgarte y decirte lo que tenés que hacer. Hasta incluso, creen que si les confíás algo, es porque precisas una solución de su parte (cuando en realidad no siempre es así), y sin demorarse mucho, tratan de brindártela hasta el punto de forzarte a aceptarla. Yo, no estoy de acuerdo con esa forma de proceder tan invasiva, irrespetuosa e inmadura.

Si las personas que se cruzan conmigo en el camino, pudieran desarrollar su capacidad de “escucha”, se darían cuenta, tan solo con mis actitudes, miradas o gestos: si estoy interesada o no, en compartir, algo de mi vida con ellos.

Una vez leí un proverbio, que decía así: “No hay peor tonto, que el que revela sus propios secretos”. Y créanme, que es verdad.

Yo… no sirvo para eso. Mi alma no es un libro abierto. Si lo fuera, muchos ya le habrían arrancado varias páginas y arruinado la cubierta.

Tu experiencia

He venido a este mundo con una espiritualidad que está en mis genes. Me siento muy a gusto con mi forma de ser y no pienso cambiar según tus valores, aunque me pierda de cosas y de oportunidades.

No puedo cambiar, porque no lo deseo. Porque me quiero como soy y estoy en paz conmigo misma. El día que desee modificar algo sobre mi personalidad, resultará como decisión, de alguna meditación o reflexión profunda; y no, de simples y humanos consejos, de personas, que poco saben sobre mi vida.

Tu experiencia me sirve cuando me emociona, cuando aprendo algo de ella, cuando me deja una moraleja. De nada servirá que me narres tu historia como la novela más vendida. No insistas, no soy tu espejo, cuando quiera aprender algo de vos, yo misma podré verlo. Tu ejemplo será entonces, otra aula de la escuela a la que asisto.

Mi libertad

De por sí, soy libre. Cuando me persiguen, me presionan, me acosan… desaparezco como por arte de magia. Ya sea de un trabajo o una amistad asfixiante. Si es necesario, renuncio a un sueldo, aunque no tenga con qué alimentarme; porque el estómago lo llenaré en horas o días, pero mi alma… tardaré meses o años, en repararla.

No me gusta sentirme atada a las personas, salvo que haya sido mi voluntad.

Nada es para siempre, ni yo… le pertenezco a nadie.

Disfrutá de los momentos que pasas a mi lado, como yo disfruto tanto de los tuyos… porque el mañana no existe, y el futuro, solo es un sueño.

Hoy estamos, juntos, hoy tomamos mate y hablamos de la vida. Hoy somos amigas y amigos, amantes o vecinos. Hoy compartimos una puesta de sol o una comida.

Hoy te hablo y me escuchás (es lo que creo). Hoy me hablás y te escucho… (siempre hago eso) Hoy todo es posible, si vos querés y yo quiero…

Hoy es el día en que la eternidad, se olvida de las despedidas.

Así que,

no perdamos el tiempo,

en poseernos…

La Religión

Mi única religión es el AMOR.  Dios vive en mí, y lo sé, porque lo puedo sentir… lo puedo escuchar. Él está dentro de mi corazón, haciendo toc toc, golpeando mi puerta todo el tiempo, para que jamás me olvide de abrírsela…

Hablo del mismo Dios que inspira a todos… incluso a los ateos a decir que no existe. Dios es así, le encanta la diversidad, porque pensar distinto, es una de las maneras más lindas de adquirir sabiduría.

Dialogar respetuosa y fraternalmente con alguien, que piensa diferente a nosotros, nos enseña a pensar de forma constructiva, a elaborar nuestras propias conclusiones sobre un tema, a investigarlo cuando se trata de algo desconocido para nuestro entendimiento. Conversar con alguien así, nos ayuda a profundizar en las palabras oídas, para comprender su sentido y por qué, esa persona, tiene una visión diferente a la mía.

Acá no cuenta pelear por quién tiene la razón, sino  “saber escuchar” y “saber callar”, discernir entre sus ideas y las propias, comprender su sentir y compartir con alegría todo lo que tenemos para decir.

Hacé de cuenta que vos sos el viento y el/la la montaña, dialoguen sin cambiar de identidad. Eso es lo natural.

Jesús y Lao Tse

Luego de haber nacido en el seno de una familia católica, de haberme formado como catequista de niños, adolescentes y adultos, de haber investigado y estudiado casi todas las religiones, siempre buscando mi propia ascensión; por mi salud y por los dones con los que nací (“Secretum meum mihi, secretum meum mihi. vae mihi!” Is 24,16), he decidido orientar mi camino según la filosofía de vida Taoísta.

Fuente de Riqueza

Habiendo tanta diversidad en la naturaleza y en todos los que respiramos en este universo, lo razonablemente lógico es abrirse a aceptarla, para disfrutar de sus beneficios espirituales, complementarse y enriquecerse. Por tal motivo defiendo la Biodiversidad, la Ecología, la Diversidad Sexual, Intelectual y Religiosa; defiendo a las personas con capacidades diferentes, a los que son discriminados por el motivo que sea; a los autodidactas, los enfermos y agonizantes, a los abuelos de todo el mundo y a los pueblos originarios.

Eutanasia y Aborto

Cuando ante una decisión de eutanasia, es la persona adulta la que elige morir dignamente en su sano juicio y mediante un testamento vital u otro documento o testigos que afirmen y consientan su deseo, lo apruebo. El Papa Juan Pablo II, fue el primero en la historia de la religión católica en elegir su muerte, él no deseaba sufrir mas e hizo uso al derecho de tener una muerte digna.

En cuanto al aborto, hasta que el bebé que llevan en su vientre, exprese su voluntad de nacer o no, mediante una declaración de intenciones en los sueños de la madre o de testigos angelicales que lo defiendan con mensajes en carteles, pasacalles, etc; me opongo rotundamente a que lo asesinen, sin darle la oportunidad de expresarse. El silencio del bebé durante los primeros 3 meses de gestación, debe considerarse como un: SI, QUIERO NACER, POR ESO ESTOY AQUÍ, MUY TRANQUILITO Y FELIZ, PREPARÁNDOME PARA EL GRAN DÍA EN QUE PUEDA VERTE, MAMI…

Otras almas

El sufrimiento es parte de la vida como también lo es el amor. Pero si percibo que un alma puede lastimarme, o quizás… lastimarla yo; suelo marcharme, y en algunas situaciones, sin decir adiós.

No quiero más dolor, del que ya he sentido…

SI, con los íntimos y especiales

Cuando decido salir de la vida de alguien, simplemente salgo y punto. No suele haber una despedida formal. Voy avisando de a poco, metafóricamente, que estoy por irme… Si me entienden, con pocas palabras, tal vez en un futuro vuelva. Pero si no logran entenderme, me perderán para siempre.

Cuando procedo de esta manera, es para respirar un poco de aire… dando así otra oportunidad, a ese ser, de conocerme.

Solo a los íntimos y especiales, les hablo con claridad y si decido irme: me despido con un abrazo, un aprentón de manos o un beso; como cuando me despedí para irme a España.

Todos en paz

A nadie le pido que me comprenda, porque sería egoísta hacerlo y además, ya  no lo necesito.

Vivo en este mundo, pero no soy de este mundo.

Habito en este cuerpo, pero algún día lo abandonaré.

La vida es corta, por eso camino en armonía con todos los seres y la naturaleza, tratando de ser yo misma, dando siempre lo mejor de mí.

de la Biografía de Sinda Miranda. Todos los Derechos Reservados.

5 pensamientos en “Una carta para vos

  1. Querida Sinda, me he detenido, puedo quedarme horas frente a la compu, sin sentir culpa pensando que pierdo tiempo. Estuve leyendo algunas cosas tuyas, me sentí muy identificada, me emociona tu transparencia y la forma en la que te expones, guardando tu intimidad más tuya. Me identifico con esto y creo que una parte de nuestro , Yo, es solo para mostrar a los elegidos. Lo que a veces pasa, es que a falta de certezas, algunos inventan relatos…..pero eso son, solo relatos. Te quiero mucho, un abrazo.

  2. Tus palabras han servido de alimento para mí espíritu. Refrescante y alentador poder atestiguar tu espiritualidad. Un gran abrazo cósmico para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s