AMAR TAMBIÉN ES “NO ESTAR”

Amar es desaparecer cuando más te necesitan. La soledad, fomentará su independencia y madurez.

Amar es soltar a quién gozando de salud y pudiendo caminar; se aferra a vos, para escuchar de tus labios, cuál es el siguiente paso que debe dar. La soledad, fomentará su autoconocimiento y creatividad.

Amar es tomar distancia, de las almas que jamás piensan en el daño que te hacen, al confiarte una y otra vez, sus problemas personales. La soledad, fomentará su sabiduría y comprensión.

Amar es apartarse de los senderos, que jamás podrás mantener ni recorrer; sencillamente porque conducen hacia un destino que no es el tuyo. La soledad, fomentará su amor por sí mismo/a y la posterior sanación.

Amar también es “no estar”, cuando tu propia vida requiere de vos, toda tu atención y tu energía. Y a veces duele un poquito, cuando ellos/as lo olvidan…

Sinda Miranda

Parte de la Vida

Mural en Potrero de los Funes, San Luis. Fotografía: Sinda Miranda

Nadie elige envejecer, ni sentir dolor, ni morir.
Porque es parte de la vida!

Nadie puede resistirse a unas canas, a una partida definitiva o a una herida que sangra. Porque son parte de la vida!

Las flores no eligen cuándo abrirse o cerrarse. Es el sol quién lo hace.

El árbol no esperará a la lluvia ni a qué yo lo riegue para crecer. Serán sus raíces, las que saldrán a buscar el agua; y eso lo hará más fuerte y más grande.

Las estrellas no están en el cielo simplemente porque existen… ¡Muchas de ellas ya se han muerto! Y es su energía (espíritu) la que permanece…

Sinda Miranda